Ubicación
Avenida Santa Fe 3711
PB "C" 1425 - Bs As
Tel.Fax
011 4832-0010
4833-7003
E-mail
saeu@saeu.org.ar

 

 
 

EL MEDICO. (“The doctor”) Óleo sobre lienzo 166 cm x 241 cm. Tate Gallery. Londres.

Autor: SIR SAMUEL LUKE FILDES (1843-1927).


RECOMENDAMOS MIRAR DETENIDAMENTE EL CUADRO ANTES Y DESPUES DE LEER EL TEXTO.

La pintura muestra el interior de un modesto dormitorio de gente trabajadora al romper el alba. Allí yace un niño enfermo sobre un lecho improvisado de dos sillas unidas. Al pié de este lecho, tan breve como la criatura que protege, se encuentra sentado un médico. Apoyando la cabeza sobre una mano, observa en actitud expectante a la pobre criatura. A su derecha, sobre una mesa rústica, una lámpara encendida proyecta su luz amarillenta sobre la cabeza de los dos protagonistas. Detrás en un segundo plano un hombre de pié, que está sin embargo de rodillas frente al destino, no aparta los ojos del galeno tratando de adivinar una luz de esperanza. Más distante, envuelta en la sombra, la cara cubierta con las manos, una mujer solloza y suplica. Son los padres del niño. La claridad del alba parece ingresar por la ventana, indicando el paso de una incierta noche en vela. Este cuadro del pintor inglés, laureado en varias exposiciones internacionales, refleja el modelo médico de la época, donde con escasos instrumentos el profesional examinaba a su paciente por largo tiempo, al pié de su lecho, atento y concentrado a la espera de que algún signo clínico lo orientara.

Es un cuadro muy movilizador. La historia del cuadro es también muy interesante. Henry Tate fue un millonario que donó su colección de cuadros al gobierno inglés con la condición que le proporcionase una galería adecuada donde exponerla. Es así como la Galería Nacional de Arte Británico, más conocida como Tate Britain, abrió sus puertas en 1897. Tate le pidió a Sir Luke Fildes (que ya era un reconocido pintor) que pinte un cuadro para la exposición inaugural de la Galería Tate, y le dejó el tema a su elección. Sir Luke Fildes se inspiró en su dolor personal por la muerte de su propio hijo Felipe el día de Navidad de 1877. Felipe fue atendido por el Dr. Gustav Murray durante su enfermedad, y Sir Luke Fildes estaba profundamente impresionado por la atención del médico, a pesar de su impotencia para curar a su hijo. El tema era por lo tanto muy personal, una expresión catártica de dolor y una demostración de admiración a un médico de familia dedicado. La obra fue un éxito inmediato y se convirtió en una de las atracciones principales en la Tate.

¿Qué representa para nosotros esta pintura?

¿Qué sentimientos y emociones suscita entre estudiantes y entre médicos de varios años de profesión?

¿Representa al deber, la duda, la esperanza, la resignación frente a la enfermedad o la muerte?
¿Es una lección de meditación, de consuelo, de esperanza?

¿Revela la imagen triste de una profesión heroica?

En el gran anfiteatro semicircular del antiguo edificio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, que se erigía sobre la calle Córdoba, hoy desaparecido, este cuadro se encontraba sobre la pared central que miraba a los espectadores y presidía moralmente todos los actos.

Este cuadro tiene para mí , una historia personal especial. Un matrimonio mayor que no tenía hijos , vecinos a mi casa paterna , ( fueron una especie de abuelos postizos), lo tenían colgado en su comedor y desde muy chico llamó mi atención. Supe muy poco sobre lo que evocaba el cuadro y menos sobre el pintor hasta que en mi ingreso a la Facultad de Medicina, nos sugirieron como lectura complementaria el libro Filosofía y Medicina, de Osvaldo Loudet hijo (1889-1983 ), publicado en 1977 . En el capítulo "El miedo a la muerte y la prolongación de la vida" el autor comienza relatando su experiencia frente al cuadro, presente en la antigua Facultad de Medicina. Hasta ese momento yo no conocía el título, tampoco sobre quién era el autor. Allí me enteré del titulo, pero el autor estaba mal escrito en el libro por un error de tipeo, (escribieron " Flies" en lugar de Fildes, ) por lo cual no pude encontrar más datos, en la era pre-Internet.

Mucho tiempo después siendo ya médico , pude enterarme finalmente lo que representa el cuadro, quien es su autor, y su historia. El matrimonio me regaló el cuadro , y actualmente está conmigo , a veces en el consultorio, y otras veces nos acompaña en casa. Su presencia es física y metafórica a la vez.

Tal vez, este cuadro quede grabado para siempre en nuestras retinas y en nuestro corazón, acaso podamos vivirlo muchas veces en el ejercicio de la profesión. Podemos encontrarnos con esos personajes u otros parecidos en cualquier circunstancia y en cualquier momento y convertirnos en el principal actor de un drama de familia.

Desde la Sociedad Argentina de Ecografía y Ultrasonografía , propugnamos el desarrollo de una medicina técnica y científica, pero también una medicina más humana, impregnada en nuestra profunda vocación de ayudar al que sufre.

Dr. Edgardo Pianigiani
pianigiani@intramed.net
Especialista en Tocoginecología. Formación Especializada en Ultrasonografía.
Docente Adscripto de Obstetricia. Facultad de Medicina. Universidad de Buenos Aires.

Fuentes consultadas:
Archivo virtual. Tate Gallery. Londres.
Loudet Osvaldo. Filosofía y Medicina. Emecé Editores 1977.

Agradecimientos:
Prof. Dr. Alfredo Buzzi. Capítulo de Historia y Humanidades Médicas. Sociedad Argentina de Radiología, por su aporte para la construcción de este artículo.